La R.C. Profesional de los farmacéuticos
  • 09-05-2019

La R.C. Profesional de los farmacéuticos

CofmS31, la sociedad mercantil del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, ofreció, el 24 de abril, dentro de su Aula de Formación la charla ‘Responsabilidad Civil Profesional Sanitaria. Riesgos y reclamaciones en la oficina de farmacia’.

La labor en sus establecimientos no está exenta de riesgos. El farmacéutico debe conocer su responsabilidad en el proceso de la dispensación de medicamentos (exclusiva) y en los aspectos relacionados con el uso racional del medicamento (compartida con otros profesionales), con el objetivo de evitar infracciones o errores que generen reclamaciones por los daños causados al paciente.

Así lo señaló Ignacio Megía, Director de Siniestros y Asesoría Jurídica de Berkley España; quién aconsejó a los asistentes extremar la precaución a la hora de dispensar medicamentos o de cumplir con los deberes básicos de su conservación, manipulación y custodia.

A este respecto, Megía alertó de que “la dispensación de medicamentos comprende las actividades realizadas bajo supervisión del farmacéutico. Desde que se recibe una prescripción o la petición de un medicamento hasta que éste es entregado al paciente o al profesional responsable de su administración”. Por ello, incidió en que no se trata de solo de la entrega del fármaco, sino que la dispensaciónes una actividad del conocimiento profesional durante la cual se transmite al usuario información acerca de cómo preparar la medicación, forma de conservación, riesgos de incumplimiento en su administración y precauciones especiales a adoptar en casos concretos”.

Sobre este particular, citó algunos casos en los que el farmacéutico quedaría expuesto a la apertura de un proceso administrativo, civil o penal:

  • conservar fármacos de forma inadecuada, caducados o retirados por la autoridad sanitaria
  • proporcionar medicamentos sin la preceptiva receta médica
  • realizar una sustitución no autorizada
  • realizar una mala praxis al asesorar al paciente en casos de medicamentos no sujetos a prescripción médica
  • dispensar fármacos defectuosos por fórmulas magistrales incorrectamente elaboradas
  • infringir los límites del consejo farmacéutico
  • vulnerar la confidencialidad sobre datos de salud del paciente
  • realizar publicidad engañosa sobre productos sanitarios o competencia desleal
  • llevar a cabo la venta ambulante o por internet de medicamentos sin receta

Asegurar la tranquilidad

Ante estos riesgos, el responsable del Departamento de Asegura Consultoría de CofmS31, Luis Manuel Martín, resaltó la importancia de que los profesionales farmacéuticos cuenten con una buena cobertura para hacer frente a las posibles reclamaciones derivadas de su labor en la farmacia. Por ello, recomendó disponer siempre de un seguro de Responsabilidad Civil Profesional Sanitaria que asegure su tranquilidad frente a posibles reclamaciones en el ejercicio de su trabajo”.

¿Cuál sería el seguro adecuado? Según precisó Martín, aquel que proteja el máximo número de actividades que realiza la farmacia, que asuma la defensa del asegurado en procedimientos civiles y penales (asuntos dolosos-presunción de inocencia, pérdida de prestigio, agresiones…), que proporcione abogado, procurador y perito, y que se haga cargo de constitución de fianzas, costas y gastos judiciales.

Fuente: cofmservicios31

 

Más noticias

Inscríbete a nuestra newsletter

Su mensaje se ha enviado

 

 


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. De acuerdo | Más información